El dinero artificial en los asientos contables

Dinero

Este artículo es un extracto de un capitulo de mi libro en donde intentaré explicar que el dinero no existe los asientos contables y acciones son falacias, ¿alguien se puede creer existen los trillones de millones?. Para que así fuera debería estar respaldado por bienes raíces tangibles, (metales y piedras preciosas, petróleo, gas, minerales raros, bienes muebles e inmuebles, obras de arte de antigüedades) y aunque un solo país la tuviera todas no respaldaría lo miles trillones hay supuestamente circulando por el mundo.

La cifra más alta dentro de esta clasificación sale del valor nocional de todos los derivados del mundo, resultaría 1,4 cuatrillones. No obstante, esta suma de dinero es aproximada y su valor es nocional. Es decir, que es el valor total de los activos en una posición apalancada. Este término se usa comúnmente en los mercados de derivados, sobre todo opciones y futuros que emplean el uso del apalancamiento, en el que una pequeña cantidad de dinero invertido puede suponer una gran exposición en los mercados. Según los expertos de visualcapitalist.

La ingeniería financiera es la técnica que permite aumentar o incrementar la productividad financiera de la empresa mediante la utilización de los diferentes instrumentos y técnicas, para saciar una necesidad y buscar la mejor manera de realizar una actividad, el logro de fondos propios y la aportación del dinero necesario del desarrollo de una empresa, proyecto u otra actividad de una adquisición.

El dinero bancario es el que figura anotado en distintos tipos de soporte pero que de alguna forma sólo existe virtualmente porque “está en el banco”. Evidentemente, cuando depositamos dinero legal en un banco, este desaparece físicamente y nace como dinero bancario, es decir, deja de ser efectivo.

Dicho sistema ha funcionado de este modo debido a las probabilidades de que todos los clientes deseen retirar su dinero al mismo tiempo es bastante baja, por esto es que si en un banco existen 100 clientes con un promedio de 2 mil dólares depositados cada uno, se tendría un total de 200 mil dólares depositados, de manera que el banco tendrá la obligación de reservar el 10 por ciento, lo que es equivalente a 20 mil dólares, mientras que el resto, que son 180 mil dólares podrán ser usados para otros fines, como para prestarse a otras personas.

Por ejemplo, supongamos que un cliente deposita un millón de dólares en el banco, el mencionado banco podrá usar hasta en un 90% de los depósitos del cliente para ser prestados a otros usuarios, en este caso serían 900 mil dólares. Supongamos ahora que otra persona necesita un crédito por 200 mil dólares para adquirir una casa, otro cliente necesita 300 mil dólares para abrir un nuevo negocio comercial y otra persona pide un préstamo de 400 mil dólares para la compra completa de una casa. Como el banco solo tiene 900 dólares de los depósitos del primer cliente, puede otorgar ese total a las tres personas.

Pero, el banco no va a entregar los 900 mil dólares en efectivo a sus clientes, sino que los agrega a su cuenta bancaria, esto quiere decir que simplemente se inventa ese dinero de la nada, solo se trata de un número en la base de datos de las cuentas bancarias. Por este motivo, el millón de dólares que inicialmente se depositó seguirá intacto en efectivo, solo que con su sistema de reserva fraccional, el banco tendrá derecho a inventarse el monto hasta el 90 por ciento del total que se tiene guardado en efectivo. De este modo, se habrán agregado al sistema financiero los 900 mil dólares.

Y que pasa con el valor en bolsa. En el mercado bursátil se realizan a diario miles de operaciones de compra y venta de acciones, en los cuales intervienen una gran variedad de precios. Pero, ¿cómo se fijan los precios de las acciones? ¿Quién o qué determina el precio de las acciones? Tener este concepto claro te permitirá comenzar en el mercado de valores con mayor dominio del terreno.

Lo primero que debes tener en cuenta es que el precio de las acciones es especulativo y la valorización que se hace sobre dicho precio va a depender del punto de vista de cada inversionista, por lo que no hay una verdad absoluta en cuanto al precio de las acciones.

Por ejemplo, en el caso de los analistas técnicos, su principio angular es que el precio lo descuenta todo”, es decir, todos los factores que pueden afectar el precio de una acción están incluidos en el mismo, por lo que tiene justo el valor que debe. Sin embargo, los analistas fundamentales exponen que, dependiendo del análisis de las causas de un precio, una acción puede estar infravalorada o sobrevalorada.

Lo que si es cierto es que cada acción tiene un precio, y de allí la pregunta de cómo se fijan los precios de las acciones. Es necesario recalcar que no existe una persona ni empresa que le da el precio a las acciones, ellas ganan o pierden valor de forma constante dependiendo de los movimientos del mercado y de la gestión de la empresa como tal.

Si una empresa crece, sus acciones aumentan de precio, pero si pierde dinero, sus acciones valen menos. Este sería a modo global lo que ocurre, pero esto viene determinado no solo por factores económicos, sino también políticos, sociales, comerciales, incluso de los eventos de la naturaleza.

A este respecto, el precio de las acciones está determinado por dos componentes fundamentales:La liquidez, o la capacidad de la empresa de generar dividendos que resarzan las inversiones de sus accionistas.

El ruido del mercado, o la especulación, el cual puede darle un precio a una acción que no correspondería a su valor real en el mercado. Estas valoraciones suelen comenzar con un pequeño comentario de un analista, lo cual crece y crea una bola de nieve en torno a esa sola opinión, lo que hace que la acción tenga un valor distorsionado. Este concepto se asemeja a un vaso de cerveza, en el que tenemos cerveza (la liquidez) y espuma inútil (el ruido del mercado). Y como no es posible determinar a simple vista qué es cerveza y qué es espuma en el precio de una acción, en el mercado de valores existen una serie de parámetros que te permiten analizar si el precio fijado de una acción es adecuado o no para comprar o vender.

Los más usados son:

  • El PER (Price Earning Ratio): Este ratio es un indicador por excelencia ya que establece la relación entre el precio de una acción y los beneficios que genera la empresa.
  • Valor en libros: Es una evaluación que hace un examen del valor “real” de la empresa, es decir, lo que dicen sus números en frío, tanto de sus activos como de sus pasivos.
  • Rentabilidad por dividendo: Es una variable muy utilizada para comparar el precio de una acción mediante la comparación del dividendo esperado por acción entre el precio de cotización de esta. De allí que las empresas más grandes siempre supongan una mayor rentabilidad.
  • Tener presente cómo se fijan los precios de las acciones y qué hace que varíen de precio te ayudará a determinar cuáles son las acciones que te convienen más para invertir en ellas. Recuerda que mucho de lo que escuchas sobre los precios de las acciones está condicionado por el punto de vista del inversionista o analista que emita el comentario, por lo que solo debes tomarlo como comparativo o punto de análisis, no como tu propia opinión, e investigar más a fondo la veracidad de las cifras que utilizan.
  • Un índice bursátil es una media de los valores que lo componen. Esta media puede calcularse teniendo en cuenta la capitalización bursátil de cada valor o sin tener en cuenta dicha capitalización. Se utilizan para “resumir” el comportamiento de los diferentes valores que cotizan en un mercado en un único dato. Supongamos un índice compuesto solamente por 3 valores:

I) Telefónica: Cotiza a 20 euros y su capital social está compuesto por 100 acciones

II) ACS : Cotiza a 40 euros y su capital social está compuesto por 30 acciones

II) Sol Meliá : Cotiza a 10 euros y su capital social está compuesto por 15 acciones.

El cálculo inicial del índice se haría de la siguiente forma: 1) Teniendo en cuenta la capitalización bursátil de cada valor : Este tipo de índices se llaman ponderados. En primer lugar se calcularía la capitalización bursátil de cada valor: Telefónica = 2.000 euros (20 x 100) ACS = 1.200 euros (40 x 30 Sol Meliá = 150 euros (10 x 15) La suma de la capitalización de las 3 empresas sería 3.350 euros (2.000 + 1.200 + 150). Este valor de 3.350 euros podría dejarse como valor inicial del índice y a partir de ahí ir calculando sus diferencias diarias.

El problema es que sería complicado de seguir porque en este ejemplo he utilizado cifras muy bajas, pero en la realidad esa cifra sería de varios cientos de miles de millones de euros (la suma de la capitalización bursátil de todas las empresas del IBEX 35, por ejemplo) y sería muy complicado seguir su evolución de una forma ágil. Por eso lo más habitual (por tradición, claridad, etc.) es establecer un valor de 100 (o cualquier otra cifra redonda como 1.000 ó 10.000) como valor del índice el primer día que se publica. Eso se hace a través del llamado “divisor” del índice. Es aquella cifra que da un valor de 100 al dividir la suma de la capitalización del índice entre dicho divisor. En nuestro caso el divisor sería 33,5 (3.350 / 33,5 = 100). Por supuesto aún queda bastante de explicar sobre la artificialidad de la bolsa, pero aún los derivados y futuros son aún más especulativos y no digamos el petróleo y gas., nada vale lo que pagamos.

Puedes ayudarme a mantener el blog cada uno de mis artículos siempre están basados en fuentes alternativas que me cuesta su tiempo encontrarlas y analizarlas, antes de escribir el artículo.

Puedes usar estos medios y hacer tu aportación de ayuda para la edición de mi libro o mantenimiento del blog.

Mediante ingreso en cuenta; EVO BANCO ES02 0239 0806 7300 2568 1016: a favor de; José M. Magallón, en concepto; libro o bien Por Pay Pal o Tarjeta de crédito

Un comentario

Los comentarios están cerrados.