El acuerdo del siglo- Palestina

Palestinians and their supporters in Lebanon, protesting against the Bahrain deal of the century conference, on June 25, 2019 ap

Un controvertido ex funcionario de seguridad y operador político con sede en Abu Dabi, Muhammad Dahlan, ha estado al acecho durante varios años a la sombra de la política palestina. Es posible que emerja en un intento de allanar el camino para el tan difamado “Acuerdo del siglo” del presidente estadounidense Donald Trump para resolver el conflicto israelí-palestino.

El presidente Mahmoud Abbas, jefe de la Autoridad Palestina, y Hamas, el grupo islamista que controla la Franja de Gaza, Han condenado el “Acuerdo del siglo” propuesto por el presidente Donald Trump, que aún no se ha publicado. Boicotearon la conferencia en Bahrein en junio, organizado por Jared Kushner, negociador y yerno de Trump, que se centró en los aspectos económicos de la propuesta.

El boicot palestino siguió al anterior rechazo de Abbas de Estados Unidos como mediador en el conflicto israelí-palestino después de que la administración Trump reconoció a Jerusalén como la capital de Israel, cortó los fondos y cerró la representación palestina en Washington. Desde entonces, Trump ha reconocido los Altos del Golán sirios ocupados como parte de Israel.

En la conferencia de Bahrein, a la que asistieron funcionarios gubernamentales y empresarios del Golfo, los Estados Unidos, Europa y Asia, Kushner presentó un plan de inversión de $ 50 mil millones, de los cuales $ 28 mil millones se destinarían a la creación de empleos palestinos y la reducción de la pobreza.

La administración Trump ha dicho que divulgará detalles políticos del plan de paz solo después de las elecciones israelíes del 17 de septiembre, Por lo que no se convierte en un problema en lo que parece ser una carrera electoral apretada entre el partido derechista Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu y el ex jefe militar. La fiesta azul y blanca de Benny Gantz.

Mirando diversos medios israelís las encuestas; El partido opositor Azul y Blanco (Kajol Labán), del ex jefe del Estado Mayor, teniente general (de la reserva) Benny Gantz, obtendría el mayor número de escaños si se realizaran hoy (4 de agosto) las elecciones en Israel.

Quien es el ex General Benny Gantz y su posible alianza con el centrista Azul y Blanco podrían bien desbancar a al Partido Likud de Netanyahu, solo hay una pega el ex General se le califica de centro izquierda.

Claro que también Netanyahu se enfrenta a un grave proceso judicial del que ya su esposa ya fue condenada por corrupción.

Los príncipes de la corona de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, Muhammad bin Salman y Muhammad bin Zayed, han buscado en silencio apoyar el esfuerzo de paz de Estados Unidos que, en palabras de Kushner, se desviará del plan de paz árabe de 2002 al no pedir una solución de dos estados para el israelí-palestino. conflicto.

Dahlan, quien se cree que está cerca del príncipe Muhammad de los EAU, así como del ex ministro de defensa israelí Avigdor Lieberman, ha desempeñado un papel importante en ese esfuerzo, particularmente con respecto a los esfuerzos de los EAU para cortar las alas de Hamas.

En su último movimiento, se informa que Dahlan está considerando el establecimiento de un partido político silenciado durante mucho tiempo un movimiento que disfrutaría del apoyo de Emiratos Árabes Unidos y Egipto, pero podría dividir a sus seguidores en Gaza.

Algunos de los partidarios de Dahlan en la Corriente de Reforma Democrática, que sigue siendo parte del movimiento Fatah de Abbas, han argumentado en el pasado que un partido fragmentaría aún más el panorama político palestino.

La reanudación de las conversaciones sobre este partido parece estar impulsada por la favorecimiento por parte de Israel de cientos de millones de dólares estadounidenses en el apoyo de Qatar para los servicios de salud y educación de Gaza, así como la reconstrucción.

Qatar, con sus estrechos vínculos con los movimientos islamistas, siempre ha apoyado a Hamas, mientras que la oposición visceral del Príncipe Muhammad a cualquier expresión de Islam político ha enfrentado a los Emiratos Árabes Unidos contra el movimiento.

Las opiniones diametralmente opuestas de los dos estados sobre el islam político se encuentran en el centro de la grieta en el Golfo, con los Emiratos Árabes Unidos junto con Arabia Saudita liderando un boicot diplomático y económico de Qatar de más de dos años. La charla revivida sigue a un esfuerzo fallido de 2017 para negociar el regreso de Dahlan a Gaza en conversaciones con Hamas y representantes de la inteligencia egipcia.

El acuerdo habría involucrado a Hamas compartiendo el poder con Dahlan a cambio de un aflojamiento del dominio económico israelí-egipcio en la empobrecida Franja de Gaza en un momento en que Abbas se negaba a pagar los salarios de los funcionarios de Gaza en Israel estaba reduciendo el suministro de electricidad en un intente forzar la mano de Hamas.

La charla sobre el movimiento político de Dahlan se produce en el contexto de un esfuerzo más amplio y sostenido entre Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita para facilitar el plan de paz de Estados Unidos, a pesar de la insistencia oficial de los dos estados de que Jerusalén Oriental debería ser la capital de un estado palestino independiente. como contra maniobras de Qatar y su aliado Turquía.

Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos buscaron debilitar los esfuerzos turcos para explotar la oposición al reconocimiento de Trump de Jerusalén para reforzar su reclamo de liderazgo del mundo musulmán y debilitar el papel de Jordania como custodio del Haram esh-Sharif en la ciudad que es el hogar de Al Mezquita Aqsa, el tercer sitio más sagrado del Islam.

A principios de este año a un medio de comunicación árabe que se cree que está cerca de Qatar, Kamal Khatib, un líder islamista palestino israelí, afirmó que Dahlan, trabajando a través de empresarios locales, había intentado sin éxito adquirir bienes inmuebles adyacentes al sitio sagrado, conocido por los judíos. como el Monte del Templo, donde una vez estuvieron los dos templos antiguos del judaísmo.

El aumento de la actividad militar israelí refleja hasta dónde está dispuesto a llegar el Estado judío para defenderse de la amenaza, cada vez más potente, que representa Irán para la seguridad de sus ciudadanos.

Israel está llevando a cabo operaciones militares en numerosos frentes para atajar dicha amenaza. Hace unos días se informó de que un dron israelí bombardeó una base palestina en el Líbano supuestamente financiada por Irán. También se ha dicho que aviones de combate israelíes han bombardeado bases militares en las afueras de la capital siria, Damasco.

Con aproximadamente la mitad de su población de ascendencia palestina, Jordania ha caminado sobre la cuerda floja equilibrando una reticencia a respaldar el enfoque de la administración Trump sobre la paz israelí-palestina con sus complejos lazos con los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita.

A diferencia de Jordania, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita no están encadenados por la demografía palestina. Sin embargo, aún deben avanzar con cuidado para apoyar una iniciativa que se cree que está diseñada para privar a los palestinos de un estado independiente: el sentimiento público interno puede ser volátil y el plan podría ser contraproducente y fortalecer a Hamas.

Una reentrada formal en la política palestina por parte de Dahlan podría ayudar a resolver el dilema de los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita, que se acentúa por la preocupación de que demasiada presión sobre Abbas para revertir su rechazo a la mediación estadounidense podría impulsar a Hamas, que está vinculado a la Hermandad Musulmana.

Un funcionario del Golfo dijo: “Estamos tratando de lograr un equilibrio delicado. La clave para hacerlo es fortalecer a los moderados, no a los extremistas”, la palabra clave del funcionario para Hamas y otros islamistas.

Vislumbraremos la Paz en el conflicto Palestino e Israelí. ¿Habrá que esperar al plan oculto de Trump? ¿Y con Irán? 

 Licencia de Creative Commons
Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional, puedes copiarlo citando la fuente.

5 comentarios

  1. Querido José Manuel:

    He sido incapaz de recuperar un estudio que hice sobre el conflicto palestino israelí. Y las fechas me bailan. Pero tengo claro que los ingleses no se portaron bien con los palestinos. Aunque estos fueron torpes al no aprovechar sus oportunidades en el pasado.
    Israel se me antojó entonces como un estado terrorista. Lo cual casi me provocó una crisis de fe. Andaba yo muy religioso por aquel entonces y recordaba aquello de “Israel el pueblo elegido por el Señor”.

    Sea como sea, nada me agradaría más que una solución definitiva al conflicto. Y la demolición del enorme muro que han levantado los israelíes y que está asfixiando, por ejemplo, a la ciudad de Belén.
    Yo estuve allí en Febrero de 2010.

    Un fuerte abrazo,
    José Manuel del Pozo González

    Le gusta a 1 persona

  2. Llamar plan de paz a cualquier plan que venga de EEUU, me deja sorprendido. Uno de los paises que más fomenta el armamentismo, intentando favorecer La Paz, es totalmente un sinsentido.

    Me gusta

  3. La solución definitiva al conflicto sería que todos tuvieran la misma religión y el mismo color de piel… ¿Un imposible?, pues el conflicto no tiene solución

    Me gusta

  4. Tocayo, Israel el actual estado que conocemos se fundamenta se crea por terroristas que ya se configuran como tales con aquel barquito Exodus cuando parte de Inglaterra (Hay que recordar que el origen de las Fuerzas de Defensa Israelíes (el actual Ejército de Israel) surge de la fusión en 1948 de tres grandes organizaciones terroristas: los grupos Stern, Irgun y Hagganah que, previo al surgimiento del Estado israelí)
    https://situacionesdficilesblog.wordpress.com/2018/10/04/que-sabes-del-sionismo/

    Le gusta a 1 persona

  5. Ramón la diferencias entre judíos americanos e israelís son muy evidentes, los judíos americanos están en su mayoría hartos del gobierno israelí, pero las sin razones palestinas también son evidentes, cuando se conozca el plan de paz sabremos, la AP tiene el gran problema con Hezbollah y Hamas si fuera capaz de quitárselos de encina se podría empezar a mirar las cosas desde otro punto de vista, hay muchos por no decir la mayoría de palestinos que viven en Israel, ser carne de cañón unas veces incitados por Hezbollah o Hamas y no digamos ya de los árabes israelís que aunque no sean muchos también están hartos.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.