Se enviaran ¿Mercenarios en Venezuela?

guido

Erik Prince, el multimillonario fundador de la empresa de seguridad Blackwater, “presuntamente” presionó para que miles de sus mercenarios fueran enviados a Venezuela para romper el estancamiento que se había establecido entre el presidente Nicolás Maduro y su rival respaldado por Estados Unidos, Juan Guaidó.

Según un informe de Reuters, Prince se ha reunido con partidarios influyentes del presidente Donald Trump y los venezolanos adinerados que viven en el exilio para obtener apoyo para su plan, que recibiría hasta 5.000 soldados hispanohablantes enviados a la asediada nación sudamericana a un costo de alrededor de 40 $ millones.

Según dos fuentes con conocimiento del asunto, la operación comenzaría con la recopilación de inteligencia y luego se desarrollaría en misiones de combate y estabilización. La idea es crear un “evento dinámico” que rompería el estancamiento entre los dos campos opuestos, dijo una de las fuentes a Reuters.

Los Estados Unidos y una gran cantidad de naciones sudamericanas y europeas han reconocido a Guaidó como el presidente legítimo y han pedido a Maduro que ceda el poder. Pero con el respaldo de los poderosos militares del país, así como el apoyo continuo de Rusia, China y Cuba, entre otros, el líder de la izquierda ha permanecido en el cargo.

Rusia y China están apoyando a Maduro. Ambas naciones son grandes inversionistas en la economía venezolana, y especialmente en sus vastos campos petroleros. Venezuela también es un importante cliente para las armas rusas, y las dos naciones han aumentado la cooperación militar a pesar de la creciente presión económica y diplomática de los Estados Unidos.

A pesar de los esfuerzos del gobierno del presidente Donald Trump, los militares venezolanos se han negado a abandonar a Maduro, Prince ahora cree que es hora de recurrir a contratistas privados para derrocar a Maduro.

“El 2 de mayo, dos días después de un fallido intento de golpe de estado en Caracas, los activistas” forzaron al embajador de la sombra de Juan Guaido, Carlos Vecchio, a huir de un mitin que se suponía que iba a marcar su entrada triunfal en la embajada de Venezuela en Washington “, informó Blumenthal.

Después de que Vecchio huyó de la escena, los restos de la mafia de la oposición volvieron a sus prácticas favoritas: lanzar amenazas racistas y sexistas y amenazas de muerte a los protectores de la embajada, vandalizar a la embajada y atestarse con oficiales del Servicio Secreto.

El golpe de estado se intentó llevar a cabo una toma del país y fracasó estrepitosamente. Guaidó, junto con el líder de la oposición, Leopoldo López, quien fue condenado por incitar a la violencia que mató a más de 140 personas, huyó y se esconde en la embajada española. La noche anterior al golpe el Vicepresidente Michael Pence llamó a Guaidó y dijo que tiene el apoyo total del gobierno de los Estados Unidos. Tan pronto como se autonombró, Trump lo llamó, lo reconoció y consiguió que los países del grupo de Lima de la derecha lo aceptaran, al igual que muchos países de Europa occidental. Ciento cincuenta naciones no han reconocido a Guaidó, ni tampoco las Naciones Unidas. La OEA, que siempre ha estado bajo el control de los Estados Unidos, tuvo que cambiar sus reglas porque no pudieron obtener el voto de los dos tercios necesarios para reconocer a Guaidó, y luego apenas obtuvieron la mayoría. Eso ha hecho que los embajadores de la OEA de Venezuela se vayan. La embajada de Caracas ha sido utilizada como un lugar para organizar la oposición durante muchos años. Trabajaron muy duro para socavar la reelección del presidente Nicolás Maduro en 2018. Hubo más de 150 observadores electorales de todo el mundo y encontraron unánimemente que la elección cumplía con los estándares internacionales y estaba libre de fraude.

Según dice Lawrence Wilkerson; “Trump no le da mucha importancia a Venezuela y está dejando que sus subordinados dejen escapar a los perros de la guerra en la medida en que aseguren los votos electorales de la Florida para Trump 2020”.

Lo que no imaginaba Trump, y debería saberlo, es lo absolutamente incompetente que ha sido la CIA para lograr el “golpe de Estado suave” que sus líderes prometieron a Trump. Los eventos de las últimas 48 horas han demostrado de manera marcada la incompetencia, así como las verdaderas motivaciones de los lacayos de Trump en Venezuela, desde Marco Rubio, el lujurioso camarón después de Cuba, hasta el exuberante gobernador de Florida, Rick Scott, hasta el criminal indultado. Abrams, ante el supino y totalmente incompetente Juan Guaido y su patrocinador, Leopoldo López en Caracas. ¡Qué tripulación puede reunir el Partido Republicano!

Si el ejército de los Estados Unidos llega a Venezuela, irán a las colinas, colinas muy formidables, con telones de fondo selváticos, y acosarán, matarán, tomarán prisioneros de vez en cuando y, por lo general, resistirán para siempre o hasta “los gringos se vayan”. Podríamos recordar cómo los norvietnamitas y los talibanes lograron esto; Bueno, también lo harían los venezolanos.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, afirmó este lunes que si Estados Unidos optará por la vía militar “tenemos una fuerza armada, una milicia y un pueblo con capacidad de resistir y vencer a cualquier Ejército por más poderoso que sea”.

Arreaza denunció este lunes que el bloqueo impuesto por Estados Unidos “persigue ahogar a la economía venezolana…  Más de 5.000 millones de euros, también oro, están bloqueados en estructuras bancarias internacionales”.

El “bloqueo criminal de Estados Unidos contra Venezuela busca un cambio de poder en el gobierno venezolano a partir del sufrimiento del pueblo”, indicó el ministro venezolano de Relaciones Exteriores en rueda de prensa en la embajada venezolana en Moscú.

Lavrov, exhortó al Gobierno estadounidense a no violar la soberanía venezolana y rechazó la campaña de este país para derrocar al presidente, Nicolás Maduro, y aseveró que Estados Unidos “no está apoyando el diálogo en Venezuela”, sino que amenaza con el uso de la fuerza y evidencia “su falta de honor para toda América”.

Maduro: “Han armado todo esto con el objetivo de apropiarse del petróleo y riquezas, no quieren elecciones” (VIDEO).

El congresista demócrata Chris Murphy declaraba en su twitter; “El envío de los militares estadounidenses a Venezuela sería un error catastrófico, y el hecho de que los aliados de Trump en el Senado insisten en que cualquier legislación de Venezuela permita la intervención militar es un signo profundamente preocupante”.

Varias causas han sido esgrimidas para explicar por qué no sucedió lo que se estima debía pasar: acuerdos con altos mandos del chavismo que finalmente no se habrían cumplido, una trampa construida por el mismo Maduro para que Guaidó, López y el puñado de militares saltaran al vacío, el mismo error de cálculo mostrado en repetidas oportunidades en los planes de asalto, una capacidad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a mantenerse unida, junto con una crisis de la derecha en su relación con su misma base social que no logra activar de forma masiva en las calles. EE.UU., reconoce su responsabilidad sobre Venezuela y el embargo  

En cuanto a Bolton, su explicación de la permanencia de Maduro había sido que: “Solo resiste en el poder porque tiene el apoyo de Rusia y Cuba, que son los únicos países extranjeros con tropas en el país”.

Son varias las preguntas sobre qué conclusión y planes por activar tiene EE.UU. Trump había dicho el miércoles por la noche que vendrían nuevos acontecimientos en la próxima semana. Por el momento el fin de semana termina sin nuevos acontecimientos de asalto, con un nuevo fracaso de convocatoria a una acción de calles por parte de Guaidó el día sábado, una tranquilidad de tiempos de guerra. En Venezuela como en Irán ya han perdido, los EE.UU.

Licencia de Creative Commons
Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional, puedes copiarlo citando la fuente.