George Soros financiado por la casa de Rothschild

35128soros-large.jpg

La influencia ejercida por la fecunda familia Rothschild no tenía rival. A través de su control sobre las cadenas de los gobiernos del mundo, pudieron manipular la paz y la guerra para su propio engrandecimiento. Como el historiador Niall Ferguson escribió en su libro.

Sin embargo, las guerras tendían a afectar el precio de los bonos existentes al aumentar el riesgo de que un estado deudor no cumpliera con sus pagos de intereses en caso de derrota y pérdida de territorio. A mediados del siglo XIX, los Rothschild habían evolucionado de traders a gestores de fondos, atendiendo cuidadosamente su vasta cartera de bonos del gobierno. Ahora que habían ganado su dinero, podían perder más de lo que ganaban con el conflicto. Los Rothschild habían decidido el resultado de las Guerras Napoleónicas al poner su peso financiero detrás de Gran Bretaña. Ahora se quedarían al margen.

Un reciente artículo publicado en el Washington Times revela que el poder y la influencia de los Rothschild no ha disminuido en los últimos 200 años. En el artículo se afirma que los diversos programas promovidos y establecidos por George Soros son financiados en última instancia por la riqueza global de esta notoria familia de financieros, los Rothschild.

Una historia titulada Geneva Gnome’s Global Dread (página censurada), de Arnaud de Borchgrave, el editor general de Washington Times y United Press International, identificó los diversos hilos dorados de Rothschild incluidos en el tapiz globalista presentado por George Soros. No obstante quedan estos restos en  este hilo en Reddit.

Los “Gnomos” de Zúrich eran caricaturas despectivas de banqueros suizos, alemanes, codiciosos y duros, que prestaban servicios a los servicios secretos de todo el mundo. Con el mejor servicio de inteligencia financiera del mundo, sabían lo que hacían y rara vez hablaban, incluso en el retiro.

Sus homólogos de Ginebra en la Suiza francófona eran más sofisticados, se entremezclaban en compañía de vendedores de intereses globales, y no temían decir lo que pensaban. Tal era así que George C. Karlweis, el cerebro detrás de Banque Privee, propiedad del difunto barón Edmond de Rothschild. Su mayor reclamo a la fama: y el lanzamiento de su Quantum Fund en 1969, gestionado por George Soros.

Naturalmente, ningún observador puede resistirse a acusar de la mayor parte de la culpa por la crisis financiera mundial al gobierno de los Estados Unidos. Lamentablemente, los fondos y deuda está bien y correctamente colocada allí.

“Los gobiernos, las corporaciones públicas, las instituciones financieras, los consumidores, todos están endeudados”, dice Karlweis. Y “una gran parte de la culpa por la debacle de los últimos tres años recae directamente en los Estados Unidos. Más o menos empujando al libre comercio en la garganta de todos, Estados Unidos abrió el camino a la globalización. Esto es lo que ha destruido puestos de trabajo y reducido los salarios”. “Los países desarrollados, frenando el crecimiento económico y generando ingresos fiscales”.

Pero las implicaciones de Soros como sabemos abarcan en todo el mundo, maneja y controla grupos de derecha e izquierda y así lo vemos en los Estados Unidos también.

Informes y memorandos internos secretos de uno de los grupos de la izquierda de George Soros revelan el alcance subversivo del multimillonario socialista dentro de la administración de Obama, las Naciones Unidas y las estructuras de gobierno de la Unión Europea, especialmente en lo que se refiere a la crisis de refugiados / migraciones manufacturada.

Otro destacado globalista, Richard Haass otro protegido de la dinastía bancaria Rothschild y el multimillonario jefe de los fondos de Soros, desempeñó un papel fundamental en el fomento de las innumerables guerras y el posterior tsunami de refugiados en Europa que fue provocado por esas guerras. Y ahora, como otras voces del establecimiento, Soros también señala lo obvio. La Unión Europea, dijo en una entrevista reciente, está “al borde del colapso” debido a la repentina afluencia de más de un millón de refugiados islámicos el año pasado. No por casualidad, Soros también tiene ideas sobre “soluciones”. Y no es sorprendente que esas supuestas “soluciones” impliquen más globalismo para Europa, África y Oriente Medio, junto con menos soberanía, autogobierno y libertad.

“La guerra de Irak de 2003 fue sumamente importante, ya que exacerbó las tensiones entre los sunitas y los chiítas en uno de los países más importantes de la región y, como resultado, en muchas otras sociedades divididas de la región”, escribió Haass. “El cambio de régimen en Libia por parte de Obama, la ONU, la OTAN y los aparatos de vigilancia de la República Federal de Rusia ha creado un estado fallido; El apoyo tibio al cambio de régimen apoyado por el CFR y Soros en Siria ha preparado el escenario para una prolongada guerra civil”.

Además, Sutherland y Soros forman parte de la Junta Asesora del Global Policy Institute (GPI), un grupo de expertos líder que promueve al gobierno mundial bajo el disfraz de “gobernanza global”.

Un senador demócrata John F. Lansing plagado de escándalos fue juzgado por soborno y corrupción, el jefe de las redes de medios internacionales del gobierno estaría abusando desde su oficina para castigar a los empleados que estarían detrás de unas transmisiones de críticas del multimillonario George Soros. El jefe de la Agencia de Medios Globales de los Estados Unidos (USAGM), John F. Lansing, designado por Obama, estuvo utilizando técnicas estalinistas para tomar represalias contra los periodistas y productores involucrados.

Soros se centró en sus esfuerzos por paralizar gobiernos soberanos en América Latina. Judicial Watch fue citado como fuente porque investigó los fondos del Departamento de Estado de los grupos Soros en Colombia y publicó un informe sobre las iniciativas de Soros para promover una agenda globalista radical en Guatemala. Judicial Watch también publicó un informe especial que documenta el nexo financiero y de personal entre las Open Society Foundations (OSF) de Soros y el gobierno de los Estados Unidos.

En connivencia con Soros y por lo que sabemos públicamente, este puede ser el peor escándalo de abuso gubernamental en los EE.UU., en una generación, lo que hace que sea urgente, terminar de como Soros interviene en las políticas de los gobiernos occidentales. Pero y sobre todo China es el eterno enemigo de Soros.

El Parlamento israelí, la Knéset, está debatiendo estos días un proyecto de ley que los medios locales denominan la “Ley de Soros”. De ser aprobada, bloqueará el flujo de dinero a varias organizaciones sin fines de lucro de la Open Society Foundation (OSF), fundada por el multimillonario estadounidense George Soros.

En Rusia, la OSF desde el 2015 es considerada indeseable y sus actividades quedaron suspendidas. Su auge se produjo en la década de 1990, cuando el país se embarcó en el camino de las reformas liberales y democráticas. Serguéi Stankévich, politólogo ruso y un destacado político en aquella época, denomina al magnate estadounidense como el “Trotski del siglo XXI“.

“León Trotski deseaba una revolución mundial, él creía que había llegado el momento de unir a la humanidad bajo valores comunes, una idea común y un único gobierno. Trotski consideraba obsoletos los Estados nacionales“, ha recordado el experto en una entrevista concedida al columnista ruso Vladímir Ardáev.

Decenas de miles de ciudadanos estadounidenses han firmado una petición en el sitio web de la Casa Blanca, en la que exigen al presidente de EE.UU., Donald Trump, declarar al multimillonario George Soros un terrorista.

El texto de la petición señala que Soros “desestabiliza intencionalmente y permanentemente” la situación o intenta cometer “actos de violencia contra EE.UU. y sus ciudadanos”.

Los firmantes exigen que las autoridades estadounidenses y el Ministerio de Justicia de EE.UU. declaren a Soros y a todos los miembros de sus organizaciones como “terroristas locales”. También insisten en que priven al multimillonario tanto de sus bienes personales como de los relacionados con sus organizaciones. Para que se produzca una reacción de la Casa Blanca la petición debe recibir 100.000 firmas. En el momento de la publicación de este artículo la petición ha recibido 67.000 firmas.

Soros, gasta miles de millones de su propio dinero, en la financiación de proyectos de derechos humanos y empresas liberales democráticos alrededor del mundo.
También ha sido un gran donante al partido democrático de USA, contribuyendo a las campañas presidenciales de Hillary Clinton y Barack Obama, hasta participar en la creación de falsos informes, contribuyendo al igual que en Europa a la inmigración en USA. Ha descrito al Presidente Donald Trump como “un impostor”.
Soros se ha convertido en frecuente objeto de crítica por grupos de extrema derecha en los últimos años, en gran parte debido a su apoyo a causas liberales. Y lo que se hace más evidente cada día es que quienes pretenden el dominio mundial, utilizando todo tipo de tramas, cada día están más alejados de su logro.

Artículos relacionados:

Refugee Nightmare 2.0 — the EU’s 2nd Migration Tsunami Has Begun 

Here Comes the Obama/UN Refugee “Surge” — Rebranded as “Safe Alternative Pathways” 

UN, Socialist International, Obama Design U.S. Refugee Resettlement 

Refugee Crisis: Using Chaos to Build Power 

George Soros Touts China as Leader of New World Order

George Soros Funded by the House of Rothschild

Licencia de Creative Commons
Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional, puedes copiarlo citando la fuente.

4 comentarios

  1. Gracias por tu visita he comentario tengo bastante escrito sobre Soros al que considero un criminal genocida y sobre lo que dice el artículo me me dice, también he escrito o nombrado a varios de los que citas especialmente sobre David Alandete en donde publique sus conexiones con la CIA y Casa Blanca. Un saludo

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.