Hillary Clinton y Barak Obama podrían enfrentarse a cargos judiciales.

th541X5OGA

El pasado día 28/03/2019 terminaba mi artículo con esta reflexión “En retrospectiva, ahora sabemos que esta es una de las peores transiciones en la historia de Estados Unidos”, dijo Fleischer al Washington Times. “En la superficie, jugaron muy bien y dijeron cosas bonitas. Pero debajo de la superficie, está claro que varias personas en la administración de Obama estuvieron conspirando todo lo posible con bombas de relojería para que le estallaran a Trump. Ahora sería hora que todos los medios conspiranoicos” se retractarán.

La investigación de Mueller es una gran victoria para el estado de derecho como respuesta al resumen inicial del Procurador General Barr, el informe especial del 24 de Marzo así lo desvela. La larga pesadilla nacional ha terminado y el presidente Trump ha sido resarcido. La investigación de Mueller, demostraría la corrompida y constitucionalmente abusiva campaña difamatoria contra Trump, no logró encontrar ninguna evidencia que apoye la gran mentira de que la campaña de Trump se confabuló con el gobierno ruso.

AG Barr rechazara el intento de Mueller de difamar al Presidente Trump con una insinuación de obstrucción de la justicia al concluir que no se podrían sostener tales cargos de manera creíble. Francamente, Mueller nunca tuvo una base válida para investigar al presidente Trump por obstrucción de la justicia.

Ni Mueller, ni el FBI de Obama, el DOJ, la CIA, el Departamento de Estado ni el Estado Profundo (DEEP STATE) han tenido una base de buena fe para perseguir al presidente Trump en la colusión con Rusia. La colusión de Rusia no fue solo un engaño, fue un abuso criminal, por lo que Judicial Watch ha luchado y continuará luchando por los documentos de Russiagate en un tribunal federal.

La Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera (FISA) basada en el expediente garantiza las solicitudes dirigidas al Presidente Trump. Pagos del FBI a Christopher Steele. No hay audiencias judiciales por los tribunales FISA defraudados antes de que se emitieran las órdenes. Sesgo anti-Trump por el diputado Andrew Weissmann uno de los principales fiscales de Robert Mueller y anteriormente Jefe de la Sección de Fraude Penal del Departamento de Justicia de la era Obama.

¿El estado profundo encubrió el sistema de correo electrónico chino de Hack of Clinton? En 2015, el Inspector General de la Comunidad de Inteligencia (ICIG), una oficina del Director de Inteligencia Nacional, descubrió que los correos electrónicos de Hillary Clinton se estaban enviando a una empresa china de propiedad estatal. El ICIG envió un emisario al FBI para reunirse con Peter Strzok, quien luego fue retirado de la investigación del Asesor Especial Robert Mueller y despedido del FBI luego de que se revelara su parcialidad contra el Presidente Trump. El FBI estaba siendo dirigido a tiempo por James Comey.

El representante republicano Louie Gohmert (R-TX) dijo durante una audiencia con el oficial del FBI Peter Strzok que el ICIG supuestamente encontró una “anomalía en los correos electrónicos de Hillary Clinton en su servidor privado, y cuando hicieron el análisis forense, encontraron que ella Los correos electrónicos, cada uno, excepto cuatro, más de 30,000, iban a una dirección que no estaba en la lista de distribución. Era un bit de información compartimentado que lo enviaba a una fuente no autorizada “.

Obstrucción de la justicia. La segunda parte del informe aborda una serie de acciones por parte del Presidente, la mayoría de las cuales han sido objeto de informes públicos, que el Asesor Especial investigó como una potencial preocupación por obstrucción de la justicia. Después de realizar una “investigación exhaustiva y objetiva” sobre estos asuntos, el Asesor Especial consideró si evaluar la conducta conforme a las normas del Departamento que rigen las decisiones de enjuiciamiento que rechazo, pero finalmente decidió no emitir un juicio de valor probatorio. Por lo tanto, el Asesor Especial no sacó una conclusión, de un modo u otro, en cuanto a si la conducta examinada constituía una obstrucción. En cambio, para cada una de las acciones relevantes investigadas, el informe presenta evidencia en ambos lados de la pregunta y deja sin resolver lo que el Asesor Especial considera como “cuestiones difíciles” de la ley y los hechos con respecto a si las acciones y la intención del Presidente podrían ser vistas como una obstrucción…El Asesor Especial afirma que “si bien este informe no concluye que el Presidente cometió un delito, tampoco lo exonera”. Pero veamos más adelante.

Al catalogar las acciones del Presidente, muchas de las cuales tuvieron lugar a la vista del público, el informe no identifica acciones que, constituyan una conducta obstructiva, y tuvieran un nexo con un procedimiento pendiente o contemplado, y se realizaron con intenciones corruptas, cada una de las cuales. En virtud de los principios del Departamento de enjuiciamiento federal que guían las decisiones de imposición de cargos, se debería probar más allá de toda duda razonable para establecer un delito de obstrucción de la justicia.

En un artículo de fines de octubre que describía a Andrew Weissmann como “Pit Bull” de Robert Mueller, The New York Times escribió: “Es un teniente principal de Robert S. Mueller III en la investigación de abogados especiales sobre la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016 y posibles vínculos con La campaña de Trump. Significativamente, el Sr. Weissmann es un experto en convertir a los acusados en colaboradores, ya sea con brillantez táctica o exceso de celo, dependiendo de la perspectiva de cada uno “. Weissman supervisó el asalto a la casa del ex asesor de Trump Paul Manafort en lo que un ex fiscal federal describió como Libro de texto de terrorismo de Weissmann “.

“Lo que se suponía que había sido una búsqueda de las intrusiones del ciberespacio de Rusia en nuestra política electoral se ha transformado en una misión malévola dirigida a amigos, familiares y colegas del presidente”, escribió Powell en The Hill. “La investigación de Mueller se ha convertido en un asalto total para encontrar los delitos que se deben cometer, y no importa si no se encuentran delitos”. Este equipo puede hacer algunos “. Consultar informe: Report on RuSsian Active Measures.

El ex director de la CIA John Brennan ha admitido haber mentido bajo juramento al Congreso en dos ocasiones. Él bien puede enfrentarse a una mayor exposición legal. Cuando perdió su permiso de seguridad, mintió repetidamente que Trump era culpable de colusión. Y a medida que la investigación de Mueller terminaba, Brennan con pseudo autoridad y falsas insinuaciones de acceso falso a fuentes de inteligencia secretas le aseguró a la nación que Trump en cuestión de días enfrentaría una acusación, tal vez junto con los miembros de su familia.

Finalmente, Brennan testificó ante el Congreso en mayo de 2017 que no había estado al tanto del expediente o su contenido antes de la elección, aunque en agosto de 2016 es casi seguro que había informado al Senador Harry Reid (D-Nev.) Sobre esto en un esfuerzo enérgico para que Reid presione al FBI para que mantenga o amplíe su investigación de contrainteligencia de Trump durante las últimas semanas críticas de la elección.

De acuerdo con Muller y otros medios como el Times, la secuencia es clara: Guccifer envía el archivo, WikiLeaks recibe el archivo, WikiLeaks accede el archivo, WikiLeaks publica el archivo. Donald Trump puede no haberse puesto de acuerdo con Rusia, pero Julian Assange lo hizo claramente. [El Procurador General Will Barr, que considera a un editor de WikiLeaks significativamente, dijo en su conferencia de prensa del jueves: “Según la ley aplicable, la publicación de este tipo de materiales no sería criminal a menos que el editor también participara en la conspiración de piratería subyacente”.

Guccifer 2.0’s First Documents

Judicial Watch anuncia deposición de altos funcionarios de la era Obama y ex ayudantes de Hillary Clinton, anunció el 13 marzo 2019 un calendario de declaraciones de funcionarios superiores del Departamento de Estado de la época de Obama, abogados y asesores de Clinton a quienes el tribunal ordenó proporcionar respuestas bajo juramento a las preguntas de Judicial Watch sobre los escándalos de correos electrónicos de Benghazi y Clinton. Por lo que sería posible que tanto Obama como Hillary se enfrenten a procesos judiciales.

Esto no ha acabado si no que acaba de empezar por el momento, ni Obama, ni Hillary Clinton ya no se presenta a las próximas elecciones del 2020. Será benevolente Donald Trump.

Licencia de Creative Commons
Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional, puedes copiarlo citando la fuente.

3 comentarios

Los comentarios están cerrados.