Hoy 8 de marzo se celebra el día de la mujer.

 

5a85ca5d67c60La Carta de las Naciones Unidas, firmada en 1945, fue el primer acuerdo internacional para afirmar el principio de igualdad entre mujeres y hombres. Desde entonces, la ONU ha ayudado a crear un legado histórico de estrategias, normas, programas y objetivos acordados internacionalmente para mejorar la condición de las mujeres en todo el mundo.

El lema de la huelga feminista es «Si nosotras paramos, se para el mundo». La idea es emular lo ocurrido en Islandia el 24 de octubre de 1975. Aquel día nueve de cada diez islandesas se pusieron en huelga para reivindicar su desarrollo individual y social en igualdad con los islandeses. No solo no fueron a trabajar sino que dejaron a los hombres al cuidado de los hijos. La convocatoria paralizó el país y visibilizó el trabajo no siempre reconocido de la mitad femenina de la población. Lo ocurrido supuso un primer paso en la emancipación de las mujeres y abrió los ojos a muchos hombres de un país que, desde entonces, es referencia mundial de la lucha por la igualdad. Sin embargo los mensajes actuales de hoy bien poco tiene que ver con aquel reivindicativo 24 de Octubre de 1975.

La violencia sexual es un tema muy difícil de tratar, la aproximación al mismo no es fácil y es normal que siendo tan relativamente joven en cuanto a presencia internacional se refiere, se critique el enfoque que se le ha dado. No obstante me precio de leer prensa extrajera y ver algunas TVS extranjeras igual es que no coincido en el horario, pero puedo asegurar que el mantra que se publica en los medios y televisiones españolas es único, sobre violencia contra la mujer.

VG

Algunos grupos feministas defienden que la violencia sexual se está asociando en exceso al campo de la seguridad, sin centrarla en el verdadero problema: la ideología que motiva su aparición. La necesidad de llamar la atención de las organizaciones internacionales hizo que el discurso y enfoque del tema cambiaran. En concreto, la resolución 1820 del Consejo de Seguridad en 2008 fue un punto de inflexión según muchas de las expertas en el asunto. La inclusión de la violencia sexual como un subtema que tratar cuando se encara un conflicto armado hace que la importancia de esta quede supeditada a un plan general sin ser el centro del mismo. La violencia sexual que encontramos en las crisis humanitarias es el resultado de una desigualdad de género presente en la base de esas sociedades. Ante esto se hacen necesarias políticas de equidad que reduzcan las desigualdades y que favorezcan el empoderamiento de la mujer. Sin embargo, cuando el tema se mezcla con planes para acabar con un conflicto, esas políticas igualitarias que han de desarrollarse en tiempos de paz dejan de estar tan presentes para dejar paso a planes de acción cortoplacistas y muy concretos.

violencia_genero_europa_ahora_semanal

España se sitúa a la cola de Europa en denuncias por violación. Según Eurostat, la Oficina Europea de Estadística, la tasa es de 2,65 por cada cien mil habitantes frente a la de Suecia, que es de casi 57. El mayor número de denuncias se da en países donde hay menos tolerancia a la violencia sexual y mayores niveles de igualdad de género.

tabla-21
Los principales despachos que se llevan 24 millones de €

A su vez, el empoderamiento de la mujer como forma de reducción de la violencia sexual en crisis humanitarias no pasa únicamente por mejorar la presencia de líderes femeninos en las zonas afectadas, sino que se necesita aumentar la presencia de estos representantes en la toma de decisiones si de verdad se quiere combatir este crimen. No se pueden desarrollar políticas para afrontar una catástrofe humanitaria sin que los grupos de representación de la mujer sean actores principales y no invitados a la mesa.

coste-ue-malos-tratos

Al mismo tiempo, la impunidad, uno de los elementos que acompañan a la violencia sexual y que en muchos de los casos favorecen su aparición, se disminuye. Cuando el agresor no va a recibir ningún castigo las víctimas se niegan a denunciar por miedo a represalias. En zonas como Birmania, por poner un ejemplo de muchos, la mayoría de las denuncias tienen como culpables miembros de las fuerzas estatales, que, actuando bajo el amparo de su posición, abusan de sus víctimas sin miedo a ser castigados. La desintegración de los sistemas de protección hace que los agresores puedan aprovecharse de unos mecanismos de ayuda a las victimas muy precarios, que en muchos casos no hacen más que ayudar a su impunidad.

Las desigualdades de género, el acoso y las distintas formas de discriminación que la mujer sufre día a día son la base que alimenta esa violencia en conflicto y todos los terribles crímenes en los que se manifiesta. Esto se tiene que abordar con políticas que busquen acabar con esa falta de igualdad de derechos entre unas y otros en momentos de crisis, pero especialmente en tiempos de paz. Cuanto menos es llamativo que quién hace el informe citado; “en tiempos de paz” es la sociedad Open Democracy de Soros.

Todas las ideólogas del actual «feminismo» e ideología de género, desde la eugenesista Margaret Sanger (fundadora de Planed parerthood), “lee todo lo que dice la wikipedia” han sido mujeres judeomarxistas financiadas por el sionismo, principalmente la Fundación Rockefeller y Soros.

Presentación1

Con sus orígenes en el nihilismo de Nietzche y el feminismo marxista, la ideología de género pretende destruir totalmente a la familia y la sociedad. “Y para destruir totalmente a la familia, quieren destruir a la mujer por la mujer. Es por eso que la mujer esta siendo víctima de los medios de comunicación, el cine y las telenovelas de los programas de estudios y por si eso fuera poco con la implementación del feminismo marxista, y no ya tan marxista

Hoy en día la violación, la esclavitud sexual, la esterilización o el embarazo forzado y otros abusos sexuales de similar gravedad son reconocidos como crímenes de lesa humanidad por el Estatuto de Roma (Artículo 7.1), cosa que, como he mencionado anteriormente, no se había planteado antes al ser concebidos como una consecuencia normal de cualquier conflicto. Pero muchos de los actos de violencia sexual que las victimas sufren no son recogidos en este tipo de documentos, lo que hace que la definición de violencia sexual quede muy determinada por estas compilaciones de leyes.

El África subsahariana es un subsistema regional extremadamente débil y volátil en el sistema mundial globalizado; la violencia generalizada y persistente ha confundido los esfuerzos para mejorar la capacidad económica y el desempeño en la región. Se presentaron ocho perspectivas macro comparativas sobre las tendencias de conflicto en África. A fin de establecer una imagen bastante completa y comprender los antecedentes de la situación en la región a mediados de 2005. Luego se presentan variaciones regionales en tres tendencias principales de conflicto para las regiones central, este, oeste y sur de África. El informe (82 pág) concluye con discusiones de tres modelos que ayudan a explicar las condiciones que socavan la estabilidad y limitan la capacidad de los estados africanos para manejar mejor los conflictos sociales. El informe también incluye siete anexos de datos que enumeran 1) conflictos armados importantes y otras crisis internas violentas; 2) adversos cambios de régimen y golpes de estado; 3) períodos de inestabilidad política; 4) grupos minoritarios involucrados en conflictos violentos; 5) acuerdos de paz; 6) impulsores de la inestabilidad posterior a la formación, y 7) factores de la capacidad general de consolidación de la paz. No obstante el informe hace una buena radiografía en sus 82 páginas, pero no aporta ninguna propuesta de solución.

Sin embargo, fueron conflictos como el yugoslavo y el ruandés donde, ante la barbarie de estos actos, la comunidad internacional comenzó a ser consciente de las implicaciones que las crisis humanitarias tienen para el sufrimiento de las mujeres y niños. Porque aunque se quiera reivindicar que existen casos de violencia sexual contra hombres –hecho real, deplorable e innegable– no debemos dejar de ser conscientes de que el 98% de los casos de violencia sexual en crisis humanitarias son sufridos por mujeres. Son ellas las principales víctimas.

¿Cuán común es la violencia sexual? Los datos de mejor calidad sobre la prevalencia de la violencia sexual provienen de encuestas basadas en la población. Otras fuentes de datos sobre la violencia sexual incluyen informes policiales y estudios de entornos clínicos y organizaciones no gubernamentales; sin embargo, como en esos entornos se notifica solo una proporción pequeña de casos, se obtienen subestimaciones de la prevalencia.

Ver informe 12 páginas del informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) define la violencia sexual como: “todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de esta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”

En la conferencia de Estambul   la mayoría de manifiestos convocantes de las distintas organizaciones feministas se remiten precisamente a la conferencia de Estambul, muchas activistas hablaron sobre cómo las políticas que se aplican no están centradas en el día a día de las mujeres en esas zonas. Las mujeres y niños son víctimas de estas catástrofes, sufren las consecuencias a corto, medio y largo plazo, por lo que las medidas tienen que centrarse en cubrir las necesidades que posean durante todo ese tiempo.

Si ya de por si es cuanto menos preocupante los intentos de las feministas enfrentarnos, metiendo a los hombres en el mismo saco. ¿Qué pintan los niños/niñas en todo esto?. Como es posible que diversos ayuntamientos de estos «llamados del cambio» organicen diversos tipos de talleres para descubrir su sexualidad. ¿Qué se hace de la protección del niño y del menor?

Oxfam Intermon vinculada a Soros escribe sobre la lucha del feminismo actual: ¿Qué se ha conseguido? Desde sus inicios, este movimiento ha conseguido importantes cambios en el mundo. Con su lucha se ha logrado el acceso de la mujer a la educación, al sufragio activo y pasivo y la protección de algunos derechos que no se equiparaban a los de los hombres. No es poca cosa, ¿no? El feminismo ha conseguido, mediante protestas pacíficas, introducir nuevos conceptos sobre los que estudiar y teorizar, como la estadística de género o la teoría legal feminista, que ha tenido gran repercusión en la legislación de muchos países alrededor del mundo, donde han entrado en vigor, por ejemplo, leyes contra la violencia de género o de paridad en el sistema electoral.

D0hhctAWwAAOGIPLa lucha por la igualdad de sexos también es una de las áreas de actuación de Oxfam Intermón. Con nuestra iniciativa “Avanzadoras” apoyamos a mujeres que hacen valer sus derechos y que quieren que se les respete en todos los ámbitos de su vida. Se trata de un colectivo que está en riesgo de exclusión y que necesita ayuda para poder disfrutar de sus derechos.

Rebelión nos da otra versión sobre los movimientos feministas, y hasta nos aclara algunas cosas. «Hoy en día, que parece que la integración política, social y laboral es un hecho para las mujeres en igualdad a los hombres, y que las viejas reclamaciones radicales de las feministas son retales del pasado, sin embargo, si nos paramos a analizar la actualidad y la realidad nos damos cuenta de que están más en auge que nunca; discriminación sexual en numerosos ámbitos de la vida cotidiana (trabajo en desigualdad salarial en muchas ocasiones, discriminación laboral por sexo, acoso sexual, publicidad sexista, justicia con muchas referencias patriarcales…) o tan tristemente celebres hoy en día en nuestras sociedad con casos tan lamentables y reaccionarios como la mal llamada “violencia de género” que, tras un velo de bonitas palabras, parece ocultar la verdad léxica de lo que en realidad es violencia sexista, machista y patriarcal».

La teoría feminista es, ante todo y por definición, una teoría crítica de la sociedad. En palabras de Celia Amorós, una teoría que irracionalista de la visión establecida de la realidad. Amorós nos recuerda la raíz etimológica de teoría, que en griego significa ver, para subrayar el que es el fin de toda teoría: posibilitar una nueva visión, una nueva interpretación de la realidad, su re significación. La teoría, pues, nos permite ver cosas que sin ella no vemos, el acceso al feminismo supone la adquisición de una nueva red conceptual, «unas gafas» que nos muestran una realidad ciertamente distinta de la que percibe la mayor parte de la gente.

D0kuqE9WoAE9jdY
Y por las redes se estaría haciendo viral,  lo que opinan otras mujeres

Delicia Trolera en 22 puntos de su hilo en twitter nos desgrana algunas e importantes contradicciones de las distintas organizaciones organizadoras, como de forma sesgada y «partidista» desvirtúan el propio convenio, lo expresa así; «llevo tiempo leyendo y escuchando muchas tonterías relativas a la LIVG y su relación con el Convenio de Estambul: defensores de la LIVG alegan que ésta no podría reformarse o sustituirse por formar parte España de dicho Convenio. Esto es mentira y voy a demostrarlo». Abro hilo.

Delicia Trolera en 22 puntos de su hilo en twitter nos desgrana algunas e importantes contradicciones de las distintas organizaciones organizadoras, como de forma sesgada y «partidista» desvirtúan el propio convenio, lo expresa así; «llevo tiempo leyendo y escuchando muchas tonterías relativas a la LIVG y su relación con el Convenio de Estambul: defensores de la LIVG alegan que ésta no podría reformarse o sustituirse por formar parte España de dicho Convenio. Esto es mentira y voy a demostrarlo». Abro hilo.

Un informe elaborado por en «think tank» El Club de los Viernes, con datos recopilados por @Absolutexe, es el primero que arroja algo de luz al respecto tras recopilar todas las subvenciones concedidas desde 2014 en distintos niveles de la administración que incluyera la palabra «mujer«. La radiografía de los «chiringuitos feministas en España» arroja la nada despreciable cifra de 150 millones de euros.

2NaE0SI1Entonces de que estamos hablando, allí en donde son más necesarios estos movimientos feministas, ¿por qué no están?, en países africanos, musulmanes, asiáticos, aunque hagan pinitos en sur América, o países comunistas, si además es una «idea» marxista ¿Dónde están ellas, las feministas?.

Porque una cosa es evidente y cierta, la violencia de género está ahí, es innegable, ahora bien, distinto es en países en sub desarrollados de faltan garantías penales y jurídicas  y hasta son sus costumbres, y otra bien distinta en los países llamados primer mundo.

¿Y porque debe de a ver discriminación entre mujer, hombre, niño, niña?. A caso el código penal de los distintos países del llamado primer mundo, ¿no son suficientes?

¿O simplemente de lo que se trata es de dividir más a la sociedad inducidos por asociaciones  que ya de por si tratan de destruir los valores de la familia tradicionales? ¿O es un negocio?

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Un comentario

Los comentarios están cerrados.